Delitos y faltas

julio 1, 2009

A lo largo de nuestras vidas nos enfrentamos a decisiones terribles, elecciones morales, algunas a gran escala. La mayoría de estas decisiones son sobre cosas pequeñas, pero las decisiones que tomamos nos definen como personas, de hecho, somos la suma total de todas nuestras decisiones. Los hechos ocurren de forma impredecible, de forma injusta, la felicidad humana no parece haber sido incluida en el diseño de la creación, sólo nosotros con nuestra capacidad para amar podemos dar sentido a un universo indiferente. Y aún así, la mayor parte de los seres humanos parecen seguir intentándolo, e incluso encuentran la felicidad en las cosas sencillas, como la familia, su trabajo, y la esperanza de que las generaciones futuras lleguen a entenderlo mejor.


Delitos y faltas, Woody Allen (1989)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: